Para crear una base de datos en Ubuntu, y un usuario que pueda conectarse a dicha base de datos con todos los permisos requeridos hay que hacer lo siguiente:

$ sudo su
# psql -U postgres -h x.x.x.x

El parámetro -U indica qué usuario de base de datos debe utilizarse. postgres es el superusuario de la base de datos. El parámetro -h indica a qué host hay que conectarse, es decir la dirección IP del mismo. Si el manejador de base de datos está en nuestro servidor local, este parámetro no es necesario.

Esto nos permite acceder a postgres como super usuario, a continuación se crea la base de datos, el usuario y se asignan los permisos. En este caso, la base de datos se llamará mibase. En muchos casos, se acostumbra que el usuario con privilegios tenga el mismo nombre que la base de datos:

postgres=# create database mibase;
postgres=# create user mibase with encrypted password 'mipass';
postgres=# grant all privileges on database mibase to mibase;

Ahora, lo que es más importante, es que antes de empezar a trabajar con la base de datos, por ejemplo, para crear tablas, es necesario salir del usuario postgres, y trabajar con el usuario recién creado. Si no lo hacemos de esta forma, los nuevos objetos que se creen, pertenecerán al usuario postgres, y no al usuario mibase. También conviene dejar de usar el super usuario:

postgres=# \q
# ^D
$ psql -U mibase -h x.x.x.x

Y listo... ya se puede trabajar con la base de datos que acabamos de crear.